Close

Prepara la visita

Entorno y rehabilitación

El Caminito del Rey se encuentra dentro de un incomparable marco natural de extraordinaria belleza: el Desfiladero de los Gaitanes, situado entre las localidades de Álora, Ardales y Antequera. Se trata de un entorno espectacular, con paredes de roca escarpada y de altura impresionante por donde discurre el río Guadalhorce.

El Caminito del Rey es el que transcurre por este enorme cañón de 700 metros de profundidad excavado en la roca por el río Guadalhorce a través de los siglos y por el que se puede acceder por el Norte, desde los embalses del Guadalhorce, o por el Sur desde el Chorro. En algunos tramos tan sólo hay una anchura de diez metros para el tránsito y su incomparable belleza no ha pasado desapercibida a través de la historia.

Después de más de una década cerrado al público, las distintas administraciones han hecho un gran esfuerzo para volver a disfrutar de este enclave y convertirlo en un atractivo turístico.
La Diputación de Málaga ha invertido más de cinco millones de euros en la rehabilitación del enclave y las obras no han sido nada fáciles de ejecutar.

Los más de cien metros de altura de algunos tramos del desfiladero de los Gaitanes ha complicado enormemente la construcción de las pasarelas y puentes colgantes. Las obras de acondicionamiento las han realizado un grupo de especialistas que han tenido que superar muchos escollos para culminar con éxito el proyecto. Pero ahora por fin podemos disfrutar de esta actividad de turismo activo que seguro hará las delicias de los amantes de la naturaleza.

El Recorrido

El Caminito del Rey está enfocado a todos los públicos. No es en absoluto complicado, pero al tratarse de un paraje tan escarpado y diferente a las rutas habituales, se debe invertir un cierto esfuerzo físico y destreza para cubrir los 7,7 km, de los cuales, 4.8 son de accesos y 2,9 de pasarelas.

Un aspecto importante es que el recorrido es lineal, no circular, por lo que al llegar a su destino, el visitante deberá contar con un medio de locomoción que le devuelva a su punto de partida, o tener en cuenta que tendrá que volver de nuevo andando, lo que supondría un esfuerzo mayor. Está previsto introducir en un breve espacio de tiempo un servicio de lanzadera de autobuses para llevar a los usuarios al punto de inicio, pero de momento no está en funcionamiento.

Hay dos puntos de inicio, uno en la localidad de Álora (acceso Sur), cuya pendiente es más acusada y se tarda casi una hora más que el de Ardales (acceso Norte), en bajada y más suave que el anterior. Si entramos por Ardales, el recorrido empieza en el embalse del Conde de Guadalhorce (junto a un restaurante llamado “El Kiosko”), o desde el sillón de Alfonso XIII (más conocido como sillón del Rey, o sillón del Rey Alfonso XIII). Hay que recorrer 2,7 km iniciales antes de llegar al Caminito. La estimación de tiempo es de unas cuatro horas, dependiendo de la forma física del visitante.

Si iniciamos la ruta desde la estación de El Chorro, en Álora, son 2,1 km, hasta llegar al enclave. Después se accede por las pasarelas y se continúa hasta Ardales invirtiendo unas cinco horas.

Horarios y adquisición de entradas

Horario de apertura en invierno (del 1 de noviembre al 31 de marzo): de 10:00 a 14:00
Horario de apertura en verano (del 1 de abril al 31 de octubre): de 10:00 a 17:00
Permanecerá cerrado todos los lunes y los días 24, 25 y 31 de diciembre, 1 de enero.
Diariamente sólo podrán acceder un máximo de 600 personas, con turnos de 50 personas cada uno que podrán pasar cada 30 minutos. En la pasarela hay una limitación de 400 personas al mismo tiempo.

La entrada para visitar el Caminito del Rey es gratuita durante los seis primeros meses desde su apertura oficial. Es obligatoria la reserva de entrada en la página web del Caminito. En caso de condiciones meteorológicas adversas, el recorrido podría cerrarse por motivos de seguridad.

Recomendaciones

1. Se recomienda a los visitantes llevar consigo comida y bebida, protección solar, ropa y calzado adecuado para el senderismo.
2. En las pasarelas no es posible detenerse, por tanto a la hora de ingerir alimentos, debe hacerse antes o después de acceder a las mismas.
3. Dentro del recorrido no hay zonas habilitadas de aseo.
4. Se desaconseja el acceso a personas con una mala condición física, que tenga vértigo u otro tipo de afección incompatible con este tipo de recorrido (corazón, aparato respiratorio y locomotor).
5. No está permitido el acceso a menores de ocho años. Los niños deberán estar supervisados convenientemente por un adulto.
6. La actividad se desarrolla en plena montaña por lo que pueden producirse pequeños desprendimientos de roca.
Go and get grab your copy now!