Close

Álora

Álora

Álora se encuentra situada en la provincia de Málaga. Concretamente en la comarca del Valle del Río Guadalhorce.

Álora se encuentra situada en la provincia de Málaga. Concretamente en la comarca del Valle del Río Guadalhorce. La ciudad está situada sobre dos pequeños montes y el monte Hacho que llega hasta casi los 600 metros.
Su término municipal se extiende por un amplio territorio en el que se localizan las grandes formaciones del relieve malagueño. Por el norte del Arco Calizo Central se encuentra el paraje natural de El Chorro, la Sierra de Huma (1.191 m.) y el Desfiladero de los Gaitanes, donde se encuentra el famoso Caminito del Rey (llamado así porque lo inauguró el rey Alfonso XIII) en la falda del monte Hacho y asomándose a la Vega del Río Guadalhorce.

Lugares de interés

Los habitantes son conocidos como aloreños o «perotes». La versión más extendida del origen del término «perote», viene por haber sido Don Pero su primer regidor, después de la reconquista de los Reyes Católicos, de ahí el nombre de la zona «La Perosía».

-Desfiladero de los Gaitanes
Se encuentra situado en la El Chorro, que está a 12 kilómetros de Álora. Es un cañón que llega a superar los 100 metros de altura. Por el que discurre el río Guadalhorce, que con el paso de los años ha ido erosionando la piedra como si fuese un cuchillo. Dicha piedra son los estratos de la denominada Sierra de Huma. Y sobre esta piedra perfilada es por donde discurre nuestro afamado ‘Caminito del Rey’. El cual se encuentra dentro del Paraje Natural ‘Desfiladero de los Gaitanes‘, destacando sus espectaculares formaciones rocosas que varían en composición y edad de creación. La Garganta divide el paraje en dos mitades, siendo esta zona muy transitada por los apasionados de la escalada.

-Castillo de Álora
Situado en el Cerro de Las Torres. Fue construido por los árabes durante la Edad Media, aunque sus orígenes son fenicios y romanos. El Castillo de Álora es el legado más importante dejado por los árabes en el pueblo. Se divide en dos recintos amurallados. El superior, base de la primitiva fortaleza, es de planta cuadrada con seis torreones. El inferior, de forma irregular, se adapta al relieve a base de lienzos de muralla de mampostería. Entre los dos recintos existe una torre cuadrada que debió ser la torre de la Vela del castillo, a cuyos pies se encontraba la mezquita mayor.

Desde el exterior del castillo podemos disfrutar de unas extraordinarias vistas del Valle del Guadalhorce. Su construcción se realizó en diversas etapas: durante el Emirato, la parte más sólida, en los Califatos se elevó la construcción y en los Reinos de Taifas, la parte más frágil que es el arco de herradura ligeramente apuntado, por el cual se accede al recinto amurallado, único en occidente. En el castillo se distinguen dos recintos diferenciados. El primero, regular y homogéneo (recinto superior) con 6 torres cuadradas, construido en la época Califal. El segundo recinto es mucho más irregular. Debió de estar formado por muros que rodeaban al primer recinto. Destaca en este castillo la Capilla del Nazareno, que llego a ser la principal mezquita en época árabe.

Tras la conquista en época cristiana fue convertida en la iglesia dedicada a la advocación de Nuestra Señora de la Encarnación. La primitiva parroquia se levantó tras la reconquista y en 1.492 ya estaba construida totalmente. Es de estilo gótico y está compuesta por tres naves.

También podemos ver la llamada Torre del Homenaje, que es la más elevada de todo el recinto superior y la única reconstruida. El Adelantado de Andalucía, Diego Gómez de Ribera, llegó aquí en 1.434 al frente de sus tropas, que se rindieron ante la ciudad cuando el adelantado cayó muerto delante de las murallas. Estas escenas darían lugar al conocido romance fronterizo que ha llevado el nombre de nuestra ciudad por todo el mundo y que podemos ver escrito en la entrada del castillo.

-Mirador Ali Ben Falcum «al Baezi»:
Mirador con excelentes vistas y donde se puede leer el Romance de Álora, la Bien Cercada.

-Convento de Nuestra Señora de Flores:
Dista a unos 2 km del casco urbano de Álora, dirección a la localidad de Carratraca. Desde este lugar se puede disfrutar de un maravilloso y único paisaje. El Convento es obra del siglo XVI. A finales del mismo, los Franciscanos Recoletos, de la mano de fray Diego Gómez, fundan el convento y permanecen en él hasta 1835 cuando entra en vigor la Desamortización de Mendizábal.

-Iglesia de la Veracruz
Situado en la calle que lleva su nombre. Se remonta al siglo XVI, cuando fue levantada para conmemorar la victoria sobre los moriscos sublevados. Su construcción se financió con la venta de doce moriscos.

-Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación
Se encuentra en la famosa Plaza Baja de la Despedía. Es un símbolo para el pueblo junto con el Castillo Árabe. Es una de las iglesias más grandes de la Diócesis de Málaga, después de la Catedral. En un principio se ubicó en lo que fue la mezquita del castillo árabe. A medida que el pueblo iba variando de situación y el vecindario iba aumentando, se pensó en la necesidad de construir otra iglesia parroquial mejor situada. Se acordó la edificación en la Plaza Baja, posteriormente llamada «Plaza Baja de la Despedía», ya que en dicho lugar se celebra cada Viernes Santo la tradicional «Despedía».

La «joya de la corona» de la iglesia fue su retablo. Según notas de la época, magnífico y grandioso y ocupaba el frontal de la capilla mayor. Su autor fue Francisco Martínez Primo. Según la hojita parroquial, el beneficiado don Tomás Estrada lo trae a sus expensas y costea otras obras que se realizan en el altar mayor.

El retablo estaba labrado, modelado y esculpido en madera. Se componía de tres cuerpos superpuestos rematados por un Calvario que lo coronaba hasta la media naranja en que se remata la capilla mayor. La única muestra que ha sobrevivido son los cuatro frescos que representan a los evangelistas y que según Moreno Carbonero son de inferior calidad a los frescos que representan al resto de los apóstoles que aparecen en los arcos de la nave central. Fueron restaurados en 1859 por el pintor antequerano José María Batún.

-Museo Bachiller y Aljibe: siglo XVI, siglo al que pertenece el molino de aceite.

-Museo Rafael Lería

-Ermita del Calvario

-Monumento al cante por la Malagueña: este monumento es elegido para poner en valor el flamenco y en reconocimiento a este palo del cante

Historia de Álora

Los primeros restos prehistóricos encontrados fueron en el Hoyo del Conde, lugar situado a menos de dos kilómetros de la ciudad. También se han encontrado restos en las zonas de Canca, en el Cerro de las Torres y en el Peñón Negro. Si bien tomaremos como referencia a Tartesios y Fenicios, que descubrieron rápidamente la utilidad comercial de la zona. Más tarde los Íberos se quedan con las zonas más altas y los primeros en construir en el Cerro de las Torres los cimientos del Castillo, que posteriormente los romanos fueron fortificando. Siendo bautizada Álora población romana, como Iluro, tenía estatus de municipio y formaba parte de las principales rutas del comercio de las ciudades del Valle del Guadalhorce que bajaban hasta el puerto de Málaga.

Los visigodos construyeron en la Edad Media el núcleo del Castillo-Fortaleza. Una vez conquistado por los Árabes tomó el nombre de hisn Al-lura. Durante toda la Edad Media los Reyes Cristianos intentaron sin éxito conquistar Al-lura, que uno tras otro resistió los ataques cristianos, muriendo en uno de ellos Don Diego de Rivera. El Castillo se convirtió en una fortaleza inexpugnable.

Fueron los Reyes Católicos, en los comienzos de la Guerra de Granada, los cuales formando campamento en la zona del Convento de Flores, tomaron el Castillo en 1484, dando fin a ocho siglos de presencia militar Árabe en la península Ibérica. Fue entonces cuando Isabel la Católica mandó construir, sobre la mezquita árabe que se encontraba dentro del recinto de la fortaleza, la Iglesia de la Encarnación.

Fiestas y costumbres

-Semana Santa: una de las procesiones a destacar es la que sale en la mañana del Viernes Santo, donde tiene lugar la ceremonia de «La Despedía», en la que las imágenes de Jesús Nazareno de las Torres y la Virgen de los Dolores Coronada se despiden haciendo que los tronos se inclinen. Para ello los portadores se arrodillan en varias ocasiones. ‘La Despedía’, está catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. La esencia de «La Despedía» es prácticamente la misma desde sus comienzos, un solo hombre por varal y el correspondiente arrodillamiento de los portadores de la parte delantera.

Gastronomía

Son muchos los platos derivados de la riqueza hortofrutícola de las tierras del valle del Guadalhorce, pero lo más típico de las tierras aloreñas son las conocidas «Sopas Perotas». De hecho, cada primer sábado de octubre se celebra el Día de las Sopas Perotas, en la que el pueblo invita a todos sus visitantes a degustarlas. Este plato se suele acompañar de frutas del tiempo como pepinos y naranjas de la zona.

Por lo demás, otras creaciones del lugar son: el bolo, el majillo de espárragos, una especie de gazpacho al que llaman «pimentón» y el calabacete. En repostería, las empanadillas de batatas, los roscos de puerta de horno y el exquisito y refrescante «helado de avellana» (granizado con avellanas que se disfruta en los calurosos meses veraniegos, siendo muy típico sobre todo coincidiendo con la feria de agosto tomarse una rueda de churros acompañado de helado de avellana con los familiares y amigos).

Dónde comer

Asador Don Joaquin

Hacienda Los Conejitos

Go and get grab your copy now!