Close

Historia

Se han encontrado numerosos yacimientos neolíticos en la zona. La presencia de tres ríos importantes como el Guadalhorce, el Turón y el Guadalteba, constituye un lugar estratégico de comunicación entre pueblos a lo largo de la historia. Desde la Edad de Bronce y hasta la irrupción del imperio romano, el Desfiladero de los Gaitanes albergó la prosperidad de diferentes pueblos y civilizaciones.

Pero ya en el siglo XIX, con la construcción de la línea de ferrocarril Córdoba-Málaga, se acometieron las primeras obras importantes de comunicación en el desfiladero. La complejidad de la orografía no supuso un impedimento para que las localidades de la zona comenzaran a disfrutar del progreso tecnológico de la época.

A principios del siglo XX, se construyó una central hidroeléctrica de vital importancia para el impulso económico de la zona: el Salto Hidroeléctrico del Chorro. En 1907 el rey visitó por primera vez las obras del pantano que se estaban realizando para evitar desbordamientos y para un mejor funcionamiento del complejo hidroeléctrico.

En la segunda mitad del siglo XX, dos hechos importantes modificaron la economía y las relaciones locales: la expansión turística y el desarrollo urbanístico. En pocos años, las tierras de cultivo y los pueblos costeros de la provincia de Málaga pasaron a convertirse en importantes centros turísticos con una importante demanda de electricidad y otros servicios.

El Caminito del Rey supuso una importante vía de comunicación para los habitantes de El Chorro y los pueblos aledaños. Un sendero que atravesaba el desfiladero y se utilizaba para las comunicaciones de la vida cotidiana. Se podía acceder fácilmente al apeadero de la estación de ferrocarril de El Chorro, los niños podían ir al colegio y los habitantes de los pueblos de ambas zonas del desfiladero podían estar con contacto con suma facilidad.

Era habitual el trasiego de gente por el Caminito del Rey tanto de día como de noche, ya que disponía de servicio eléctrico y estaba plenamente integrado en las vidas de las gentes de la zona. Sin embargo, con el paso del tiempo, los efectos de la naturaleza deterioraron considerablemente algunos tramos del recorrido dejándolo prácticamente impracticable. El esfuerzo que se ha hecho por volver a unificar esta ruta, de inestimable valor para las gentes de la zona y para los nuevos visitantes, es muy importante para fortalecer un patrimonio natural que vuelve a tomar fuerza en el siglo XXI.

Go and get grab your copy now!