Muchas veces, al realizar una excursión o un recorrido nos preguntamos si hemos visto lo suficiente ,o, lo, realmente, importante de cada visita. Y, para ello, lo ideal es documentarse bien, sobre, las actividades que vamos a realizar en nuestro camino. Pero también es verdad que no hay nada más gratificante que ir un poco a la aventura, un tanto desinformado para dejarse sorprender por escenarios y vistas que uno no esperaba. Como siempre depende de los gustos de cada cual e incluso del estado de ánimo con el que se afronta el viaje y concretamente en este caso en “ La senda del Desfiladero de los Gaitanes”. Para los más “curiosos” y a los que les gusta no dejarse nada atrás y tenerlo todo bien planificado , daremos ahora algunas pistas, si se pueden llamar así, e intentar que no se pierdan nada de lo que pensamos podría impresionarlos más.

De hecho se ha realizado un estudio por la empresa gestora del Caminito del Rey, dónde se han empleado técnicas de seguimiento ocular con gafas especiales para dicho trabajo y técnicas de neuromarketing. Así poder detectar con las diferentes personas con las que se ha realizado el experimento, qué zonas del Caminito del Rey llaman más la atención a los caminantes. Una vez recabados los datos del estudio se han detectado unas seis zonas donde la mayoría de la gente se para a observar la peculiaridad específica del paisaje, ya sea por su belleza, emoción o intensidad de la vivencia.

Una de ellas es la escalera en Zig Zag, conocida como la mantequilla o chocolate. Lo llamativo de esta zona también es la vista que hay del río, ya que se pasa muy cerca del mismo.

A través del recorrido podremos ver varios túneles que son atravesados por las vías del tren. Son varios los tramos dónde aparece y desaparece el tren y cada uno de distinta longitud. Hacen que sea muy vistoso verlos y si tenemos la suerte de que transite un tren podremos intuir más fielmente la longitud de cada uno.

Durante el recorrido en muchas ocasiones podremos ver el antiguo Caminito del rey realizado con las vías del tren y construido de hormigón. Es muy interesante imaginar cómo era en otra época , para luego , darnos cuenta del deterioro que ha sufrido. Además ,ver el contraste de cada uno en cuanto a construcción se refiere y comparar los materiales y anclajes de la nueva pasarela con la antigua. Cabe recordar que la primaria fue realizada con madera de barco y posteriormente se cambió por hormigón. Y ahora la nueva vuelve a ser realizada con la misma materia prima.

También es muy llamativo ” el Desfiladero de Gaitanejo “, por la entrada de Ardales, el primero que exploramos al comenzar la ruta. Sobre todo, la entrada estrecha realizada durante miles de años por la erosión del agua es muy impactante.

Pero sin duda es “el Desfiladero de los Gaitanes” en su tramo final del recorrido , es el más intensamente particular . Se produce un gran asombro para los sentidos en el momento que cruzamos el puente y somos conscientes de la altura a la que estamos. A la vez que lo más interesante es que una vez finalizado nuestro recorrido la mayoría de los visitantes vuelven la vista atrás para de nuevo apreciar y ya por última vez las vistas de la foto más famosa del Caminito del Rey, justamente en el término municipal de Álora.

Esperamos que os haya sido de utilidad para aquellos que no quieran perderse las vistas que se han considerado más impresionantes. Aunque hay algunas curiosidades más que dejamos para aquellos que les gustan las sorpresas.

Como siempre os deseamos un Feliz Caminito!!!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies